in

¿Porqué falla mi hechizo?

porque falla mi hechizo

¿Porque falla mi hechizo?. ¿Porque no funcionan mis hechizos o conjuros?. Cuando realizamos hechizos, hay diversos factores que puede hacer que algo falle y el resultado no sea el esperado. Estamos esperando a que ocurra aquello que necesitamos, pero tarda mas de lo que nos gustaría. No te preocupes, te cuento algunos motivos por lo que ese fallo puede afectar y soluciones.

Indice

¿Porqué no ha funcionado mi hechizo?.

Cuando realizamos hechizos, rituales, amarres, conjuros estamos realizando un esfuerzo para conseguir un objetivo que deseamos. Queremos cambiar nuestra vida o circunstancias de alguna manera. Pero la magia, que es poderosa, también requiere paciencia y tiempo para poder hacer su trabajo. Estos son algunos factores que pueden estar influyendo en tus hechizos. ¡Atenta/o!.

Motivos personales.

Actitud.

Cuando realizamos hechizos, nuestra actitud es muy importante. Si es positiva y estamos dispuestos en un buen día, aportaremos poder a aquello que estamos realizando. Por el contrario, si tienes un mal día y tu actitud es negativa, no estas aportando poder, sino que lo restas. ¡Siempre con ánimo!.

Fe.

Cuando crees en algo, todo es posible. Sin fe, la magia pierde poder. Debes creer con todo tu corazón y alma en lo que haces. Ya que tus sentimientos influyen en el ritual. Puedes aumentar tu fe escribiendo en un papel los motivos por los que deseas tanto el hechizo. Por ejemplo: “Merezco mejorar mí vida”, “Merezco encontrar el amor”. Cree en ti, ten fe en ti.

Confianza.

Has de confiar en el resultado y tus actos. Cuando no confías en algo, es mas dificil de conseguir. Ya que, sino confías ¿para que lo haces?. Cuando hay amor, confianza, fe y buena actitud, todo fluye mejor. La energía positiva consigue grandes cosas.

Energía.

Somos energía en movimiento. Influye en todo. Cuando es negativa, las cosas no salen bien. Cuando es positiva, los astros se alinean para que el resultado sea mejor.

Mentalidad positiva.

Concéntrate siempre en los buenos resultados, tu esfuerzo lo merece. Una mentalidad positiva, puede cambiar el mundo por su coraje y ganas de hacer el bien. Si deseas amor no pienses: “nunca encontrare el amor”. Cámbialo por: “Llegará la persona correcta, cuando sea el momento adecuado, tengo fe.”. Y la magia blanca, puede ayudarte a conseguirlo. Si eres positiva, confías y tienes fe.

Objetivos.

Debes tener muy claro lo que quieres y necesitas. Si no tienes un buen día, puede que estés enviando al universo mensajes confusos. Estas pensando en otras cosas y tu concentración y objetivos se difuminan y son confusos. Cree en la magia y ten claro tu objetivo cuando realices un hechizo.

Para aclarar tus ideas puedes encender una vela blanca, junto con un incienso de sándalo o palo de santo. Haz una reflexión sobre lo que buscas. Cierra los ojos y visualiza como es tu vida y que es lo que la perturba. Escríbelo en orden de importancia para ti. Escribe lo que modificarías. Ahora, debes seguir esa lista y no pasar de una cosa a otra, hasta que la primera no este resuelta. Objetivos claros.

Intenciones.

El poder de la magia blanca, reside en las buenas intenciones (entre otras cosas). Por lo que, si pretendes “engañar” en cierta manera, no funcionará. Cuando eres puro, no buscas el mal de nadie, ni deseas hacer daño, la magia blanca, confiará en ti como tu en ella. Te ayudará a lograr aquello que anhelas conseguir. Olvida envidias, avaricia, negatividad, etc. Son factores que no dejan que el resultado sea el esperado. De ahí, insistir tanto en la aptitud, actitud y estado de ánimo. Llénate de bondad, abre tu corazón y será bien recibido.

Elementos utilizados

Cambiar elementos.

Es muy importante que respetes los elementos que debes utilizar en los rituales o conjuros. Ya que los cambios pueden afectar al resultado. Al igual que ciertos ingredientes aportan mas poder otros pueden restarlo si no es el correcto. Por ejemplo, el uso de velas negras en ciertos hechizos, pueden alterarlos y provocar un resultado contrario al esperado.

Olvidarse ingredientes.

Cuando realizas un hechizo, debes tener los ingredientes preparados antes de comenzar. Ya que, si durante el proceso te has olvidado algo, esto tendrá un efecto en el resultado. Por ejemplo, necesitamos 3 hierbas concretas para un conjuro, pero solo tenemos dos y continuamos con todo el ritual. Ese ingrediente que falta, tenia poder y no lo hemos puesto. Por eso, puede ser que se tarde mas en obtener lo que queremos o que no se consiga. Si te falta algo, espera a tenerlo todo listo, para que tu esfuerzo sea recompensado.

Elementos equivocados.

Cambiar ingredientes en los hechizos o rituales también es un riesgo para el objetivo que necesitamos o deseamos. Puesto que cada material utilizado tiene su poder. Si cambiamos algunas cosas, cambiamos el objetivo y resultado. Por lo que si realizas algún cambio, asegúrate en todo caso, que es el adecuado.

Pasos del hechizo.

Saltarse pasos.

Cada ritual tiene un proceso distinto. Por lo que si nos saltamos uno de los pasos, esto puede influir en la efectividad. Imagina, esto es solo un ejemplo, para comprendernos mejor 🙂 , que te gusta cocinar y para preparar algo te saltas los pasos de la receta. ¿El resultado sería el mismo?, no.
Pues en los hechizos, influye. Si por ejemplo, te dejas uno de los pasos que puede ser, recitar una oración de agradecimiento, porque tienes prisa, la efectividad se verá reducida. No tengas prisa cuando realizas tus hechizos, conjuros, rituales, amarres. Toma el tiempo que necesites.

Alterar el orden.

El orden en algunos rituales es esencial para el resultado. No es lo mismo añadir los ingredientes de cualquier manera, que ir uno a uno para que la combinación de energías se la esperada y cumpla su objetivo. El interés que ponemos en la realización es muy importante. Nunca lo alteres.

Olvidarse pasos.

No es lo mismo alterar el orden que olvidarte ciertos pasos, porque no has apuntado bien o leído toda la información. No te los olvides porque el resultado variará. Haz siempre una lista con todo lo necesario y lee la información con respeto, agradecimiento y tranquilidad, para no dejarte nada.

Preparación incompleta.

Siempre debes tener todo listo antes de comenzar. No deben faltar ingredientes, ya que muchos hechizos necesitan cosas concretas que no pueden faltar. Tu interés debe ser total. Tener en cuenta si debes salir de casa y si tienes lo necesario. Crea un lista con los elementos concretos del ritual que vas a realizar y ves tachando uno a uno todo lo que utilizarás cuando lo tengas. De esta manera, no te faltará nada.

Otros factores.

Día de la semana.

Hay hechizos o rituales que necesitan del poder de los astros para ser efectivos. Por ejemplo, si realizas un conjuro para dinero, el jueves es un gran día para aumentar el poder. Si lo haces en lunes, no significa que no funcione, simplemente tardará mas en ser efectivo. Y en algunos casos, si es tan importante el día que si te equivocas, el resultado puede ser muy flojo.

Fases de la luna.

La fase lunar influye de manera importante en los hechizos, ya que la luna aporta mucha energía. No es lo mismo realizar un conjuro en luna nueva que menguante. Cada fase tiene su poder, si lo alteras, cambiarás en resultado. Y en cambio, en otros rituales, no tiene importancia. Fíjate siempre en este detalle.

Interrupciones.

Debes tener concentración total y absoluta cuando realizas un hechizo. El móvil (ponlo en silencio), televisión (apagada), visitas, etc. pueden hacer que no funcione tu conjuro. Ten todo siempre a mano para no tener que moverte de un lado a otro. Procura que cuando realices tus hechizos tengas tiempo suficiente y tranquilidad. Ya que estos factores, pueden marcar el resultado final.

Oraciones incompletas.

Apunta siempre tus oraciones si es necesario en una hoja o bien en tu cuaderno de hechizos. Debes leerlas siempre con confianza, fe, amor y dedicación. Asegúrate de que la lees completa y esta bien escrita. La magia esta de tu lado y te ayudará, dedícale mucho cariño

Recuerda que puede haber diversos fallos en la realización, es normal sobre todo al principio. Por ese motivo, es importantísimo que sigas siempre el orden establecido, elementos, fase lunar, día de la semana, intenciones personales, las indicaciones. Pues, esa modificación o alteración de factores, puede afectar al resultado. Pero no te preocupes, si tienes dudas, solo tienes que preguntarme lo que necesitas sabes, para lograr aquello que deseas. ¡Te deseo toda la suerte que necesitas!.

Un punto, una bendición.