in

MUCHOMUCHO BASTANTEBASTANTE POCOPOCO

Hechizo para congelar enemigos

Hechizo para congelar enemigos

Hechizo para congelar enemigos. A lo largo de la vida, nos encontramos con personas cuyas intenciones con los demas, no son buenas. Todo lo contrario desean y hacen el mal para perjudicar y dañar nuestra vida. Por ese motivo, es importante que puedas protegerte ante ataques malignos e intenciones negativas de otras personas. La magia, es tu solución para esa protección que necesitas.

Este hechizo es serio y no debe ser tomado a la ligera. Congelar a una persona no es ninguna broma, ya que disminuyes su energía. Puede moverse más despacio y pensar distinto. No debe realizarse con pensamiento negativos o malas intenciones de ataque. Es un ritual para aumentar tu protección. La magia no debería utilizarse para el mal. Es gratitud, energía, positividad, esperanza y fe.

El mal uso de la magia, puede volverse en contra si las intenciones no son buenas, es importante que lo sepas antes de llevar acabo este hechizo para congelar enemigos. Se trata de que puedas eliminar el daño que te están causando, no de hacer daño a esa persona. Hay que tenerlo claro. Por ejemplo, una amante que no deja fluir tu felicidad. Con este conjuro la alejaremos, pero no le desearemos mal. Negocios, familiares envidiosos, amigos que hacen daño, cobradores.

Como congelar enemigos con un hechizo.

Antes de comenzar el hechizo lee primero los pasos y consejos. Prepara los elementos con antelación, para que tu ritual no sea interrumpido, ya que podrías perder efectividad. Tu actitud en todo momento debe ser positiva, llena de fe y confianza. La magia te ayudará a superar este mal momento de forma efectiva.¡Suerte!.

Ingredientes para congelar enemigos.

  • Fotografía de la persona a la que deseas congelar.
  • 1 vaso o bote pequeño (no importa la tapa)
  • Sal de cocina.
  • Pimienta negra (molida o en grano, no importa).
  • Gotas de vinagre.
  • Unas gotas de limón o lima.
  • Opcional: vela blanca e incienso.

Como se realiza el hechizo para congelar enemigos.

  • Comienza por situar el vaso o bote sobre una superfie frente a ti.
  • Introduce la foto o papel (con los datos escritos) dentro del vaso.
  • Debes visualizar en tu mente aquello que deseas congelar.
  • Coloca el papel al fondo del vaso e introduce los demas elementos en este orden:
  1. Entre 3 y 5 cucharadas de sal.
  2. Un pizca de pimienta negra.
  3. Gotas de vinagre.
  4. Gotas de limón o lima.
  • Una vez tienes todos los elementos en el vaso, pronuncia en voz alta esta oración:

A partir de hoy y hasta que yo lo decida, quedas congelado y anulado. El frío te obliga a retroceder. Ya no puedes hacerme daño. Así es y así será.

  • Una vez realizado esto, mete el vaso en el congelador. Cuando lo guardes, visualiza de nuevo como cesa o para la preocupación por esa persona o situación.
  • El vaso debe permanecer en el congelador hasta que este solucionada la cuestión que preocupaba.
  • Una vez tengas los resultados deseados tira el vaso con todo el contenido a la basura.

Consejos adicionales sobre el hechizo.

Este ritual se puede realizar cualquier día de la semana. El mejor momento donde el hechizo es mas poderoso es durante la noche, ya que se beneficia de los efectos lunares. Para este conjuro debes elegir la fase menguante de la luna, aunque también es valida luna nueva.

Puedes realizar el ritual en la parte de la casa donde más cómoda/o te sientas, ya que como he comentado, es importante que te sientas bien. Si necesitas repetir el ritual por cualquier motivo debes esperar 30 días desde la primera vez que lo hiciste. Y deberás eliminar el vaso entero antes de volver a comenzar de nuevo.

Si por alguna circunstancia, no funciona como debería, revisa los pasos realizados. En algunas ocasiones, cambiar elementos o el orden puede influir en el resultado.

Para la correcta realización del hechizo, necesitas tener acceso a un congelador o nevera. Ya que debes guardar en el interior elementos del ritual. En caso de no tener fotografía de la persona/s a la que deseas congelar, deberás escribir su nombre en un papel con tinta negra (bolígrafo o rotulador).

Si lo que deseas es congelar una situación en concreto, tienes que escribir en un papel de forma clara y concisa aquello que quieres congelar en tu vida. Por ejemplo:

“Todas las deudas que tengo”, “Todas las envidias sobre mí”, “Compañero de trabajo molesto”.

Si tampoco conoces el nombre de esa persona, indica algún dato relevante: “ex pareja molesta”, “vecino de enfrente”, “amante maliciosa/o”.

Recuerda que es muy importante seguir el orden establecido del hechizo y que tus intenciones deben ser buenas, es decir, solo pretendes congelar algo sin causar daño alguno a quien recibe el hechizo de congelación. Si no quieres que vean el vaso, puedes cubrirlo disimuladamente con algo o liquido de color. Prepara todo antes de comenzar.Puedes guardar el hechizo que te interese en la sección de favoritos para tenerlo más a mano. ¡Te deseo toda la suerte que necesitas!.

Un punto, una bendición.